Buscar
  • epigmeniorc

Consume lo socialmente responsable


¿Sabias que el consumo responsable es seleccionar productos y servicios en base a su calidad y precio, pero también a su impacto ambiental y social?


Todos somos responsables de nuestro consumo y de los impactos sociales y ambientales de la producción. La buena noticia es que cada día más empresas y negocios en nuestro país trabajan para tener una producción y consumo responsables.


Sin embargo, más allá de las Empresas Socialmente Responsables (ESR), el consumidor es el actor más importante y con mayor potencial en el fomento del consumo responsable. Por eso, es oportuno compartir estos 7 consejos de consumo para que nuestro día a día se un poco más responsable.

  • Consume lo necesario

Si la población ne nuestro país sigue creciendo como hasta hoy, y mantuviera su estilo de vida, en un par de décadas se necesitaría el equivalente a casi tres paises similares para proporcionar los recursos naturales para mantenernos. Entonces,¿realmente es necesario? Es difícil diferenciar entre necesidad y deseo, en gran parte gracias a la publicidad. Por eso, antes de comprar, hay que pensar si ese producto es realmente necesario.

  • Consume local

Consumir productos locales no solo ayuda a dinamizar la economía de la región, sino que, en el caso de algunos bienes como los agrícolas permite abastecerse de productos frescos y con más nutrientes. Además, se contribuye a mantener la biodiversidad local reducirás la emisión de gases contaminantes, ya que se evita el transporte desde un lugar más lejano.

  • Infórmate

Cuando compres, infórmate sobre cómo se elabora, qué materias primas se usan, si su proceso de producción impacta al medio ambiente. Y si lo hace que hacen quienes venden para revertir ese impacto. Para ello es muy importante leer el etiquetado de los productos, y también investigar un poco por tu cuenta.

  • Ten en cuenta a los trabajadores

El consumo responsable debe tener en cuenta también la situación de los trabajadores que han producido el producto, o que proporcionan el servicio. En este sentido, el proveedor deberá garantizar condiciones de trabajo dignas, equidad salarial entre sus empleados, igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo y puestos de trabajo estables y sostenibles, entre otros aspectos.

  • Reutiliza

Una buena práctica consiste en reutilizar y reparar un producto antes que generar una nueva compra. También existe la opción de llevarlo a un comercio de segunda mano o regalarlo a organismos sociales como albergues o asociaciones benéficas.

  • Recicla

¿Sabías que reciclar una tonelada de papel salva 17 árboles? ¿Y que recuperar dos toneladas de plástico equivale a ahorrar una tonelada de petróleo? Aprovechar los materiales o sus componentes al finalizar su vida útil reduce la cantidad de residuos y permite obtener materia prima para nuevos materiales más barata que si se fabricasen por primera vez.


  • Compra en ESR

Comprando productos con el sello de Empresa Socialmente Responsable se fomenta el desarrollo sostenible y se aseguran los derechos de los productores y trabajadores implicados.


Además de optar por productos y servicios socialmente responsables, como consumidores tenemos muchas más oportunidades para participar activamente en la responsabilidad social.


Por ejemplo, involucrarse activamente en la sociedad pueden ser unirte a las campañas de reforestación en tu ciudad o adoptar un árbol. Estas son prácticas que van más allá del consumo y mejoran el entorno.

Con información de FundacionSeres.org

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo