Buscar
  • epigmeniorc

Tototlán, conoce tu historia. No la repitas.

Actualizado: 27 dic 2021


El que no conoce su historia, está condenado a repetirla.


#SabiasQue... el cementerio de #Tototlán inició su construcción en el año de 1850, debido a que ya no cabían los muertos en el cementerio atrial.


El terreno que se le asignó, en las lejanías del poniente del pueblo, en un principio fue provisional puesto que en él, solo se enterraban a las víctimas de una de las pandemias más grandes de la historia, el vibrio cholerae, conocida también como #CóleraMorbus.


Para quien no lo sepa, aquí comparto un poco de su historia. El cólera morbus fue una enfermedad bacteriana que se trasladó a Europa, y más tarde hacia América, debido a la intensificación de los intercambios comerciales de la epoca, comenzando su largo viaje desde Calcuta, en 1817.


Llegó a nuestro país a principios de 1833 por los puertos de Tampico y Veracruz. Tan solo en la ciudad de México, el 6 de agosto de ese año, se registró la muerte de una mujer a causa de este virus. A la semana siguiente tuvieron lugar las fiestas de Santa María La Redonda, que se convirtieron en el principal foco de infección. Dos días después se sepultaron en un solo día más de 1200 cadáveres.


Al mismo tiempo que sucedía eso en Ciudad de México, en Guadalajara ya registraban las primeras muertes bajo la influencia de esa pandemia.


En Tototlán hubo dos brotes importantes de este virus. El primero en 1833, que dejó a su paso muchas muertes, tantas que el cementerio del atrio resultó insuficiente. Para el segundo, es decir, el de 1850, el Arzobispado de Guadalajara ya había autorizado la construcción del cementerio que hasta la fecha está en funcionamiento.


Tiempo después se le construyeron las bardas perimetrales. No fue hasta 1987 cuando este cementerio tuvo sus calzadas; y en 2004 cuando se amplió hasta los límites con la carretera.


Se estima que la pandemia de cólera morbus, dejó en el país más de 500 mil personas fallecidas, y cientos de cementerios nuevos.


Como bien lo menciona Martín García en su publicación, "Vale la pena recordar que a partir de esta pandemia también surge la veneración a El Señor de la Salud".


Hoy, el cementerio municipal de Tototlán todavía tiene algunos espacios disponibles, los cuales resultarán insuficientes, si los totolenses no toman en serio las medidas sanitarias que buscan hacer frente a la pandemia del nuevo coronavirus.


Por eso #Comparte esta nota y sobre todo #QuedateEnCasa, si no quieres terminar en una fosa común, sin velorio, sin misa y sin que ningún familiar te despida.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo